Fotocrónica del B-Side Fest 2016

B-Side Fest 2016

Nueva edición del B-Side Fest en Molina de Segura (Murcia) con masiva afluencia de público ebrio de Izal. El grupo liderado por Mikel provocó tapones en la entrada al estadio Sánchez-Cánovas, y también al acabar su concierto, haciendo que Talisco se quedara apenas con unos escasos cientos de personas. Una pena programar a la banda francesa para el último show de la noche. Viva Suecia, Perro y Fuel Fandango lo mejor del festival.


Llegué a tiempo de ver la mitad del bolo de Viva Suecia (programados demasiado pronto), que empezaron de día… La cosa es que una vez más los suecos dieron todo su potencial post punk rabioso de ‘La Fuerza Mayor’. Todo eso a pesar de llevar en el cuerpo más de 700 km y un pinchazo en la rueda de la furgo (el día de antes tocaron en el South Pop de Isla Cristina, Huelva). Indiscutible control del escenario y sensaciones contrastadas. Con una sonrisa en la cara y las lágrimas brotando. Eso es Viva Suecia, épica emocional.

El listón estaba alto, pero los también murcianos Perro saben mantenerlo e incluso subirlo hasta límites locos. El perreo punk es para ponerse cachondo, hacer pogos, sobarse, lamerse y sudar. Además, ya era hora de un concierto jugoso de Perro, casi una hora. Por lo que el repertorio fue generoso. Poseídos por algún tipo de samurai japonés no paraban de dar las gracias en ese idioma. Algo tal que así: ありがとう.  En castellano, arigato. Le dieron una buena hostia sónica a todos los ‘izales’ que esperaban ansiosos.

Fuel Fandango entraba en escena para firmar el directo más impecable de la noche del B-Side Fest 2016. Nita liberó toda su simpatía para hacer suyo al público y Ale Acosta dio rienda suelta a sus cachorros sonoros. El sonido fue brillante. La fórmula es de éxito y se mantiene más viva que nunca tras ‘Aurora’, el nuevo disco del dúo. Música de baile llena de sintetizadores adictivos, la voz aflamencada de Nita (sobre todo cuando suena en castellano) y sin olvidar el toque que tiene a la batería Carlos Sosa, quien casi siempre les acompaña en el directo (menudo maestro). Si no te gusta, pues no bailes.

Otra vez el logo de Copacabana tras el escenario anunciaba lo inevitable, Izal. Bueno, más de hora y media de Izal. Y no es que no me gusten, simplemente es que este verano se amontonaban las veces que los había visto en directo. Con esta de Molina, sumaban un total de ¿5 ó 6? No se, no recuerdo. Y para colmo, todos los conciertos siempre rozan la perfección. El sonido es inigualable, le pese a quien le pese; la actitud de su frotman, Mikel, es de una cercanía embaucadora; y el público los adora. Bueno por lo menos en este show, Mikel sufrió un tropiezo que quedó en una anécdota divertida y también recordó cuando empezaron tocando en salas pequeñas de Murcia, tan pequeñas como Ítaca, para seguidamente animar al público a ir a las salas pequeñas a ver a grupos de los que no se sabe nada. Pequeñas cosas como estas los hacen tan humanos y cercanos que quizás ese sea su truco, aparte por supuesto de las himno-canciones. No se quisieron olvidar de Supersubmarina, a los que mandaron recuerdos.

Para cuando Talisco saliera al escenario, el grueso de la gente, por no decir toda, ya estaban de botelleo en las afueras del campo de fútbol Sánchez-Cánovas. ¿A quién se les ocurrió ponerlos los últimos? Menuda cagada para los franceses. Aún así su vocalista no dudó en dar las gracias a todos por estar allí en un notable español. Formato trío para un rollo Two Door Cinema Club, Phoenix, incluso con ecos de Mumford & Sons. No esta nada mal, pero para otra ocasión, otro lugar, otra hora, otro público, otro todo. Espero verlos por sala o en algún otro festival porque su último trabajo ‘Run’ es absolutamente recomendable.

En líneas generales, un mejorado cartel el del B-Side Fest con dos grupos murcianos en plena ebullición, mucho baile y un grupo extranjero solvente. Me fui con muy buen sabor de boca si señor.


Mira todas las imágenes del B-Side Fest en mi página de Flickr.

Sígueme en Facebook, Twitter e Instagram

+There are no comments

Add yours

Theme — Timber
Diego Garnés Fotografía © 2016 Todos los derechos reservados
Back to top